domingo, 21 de febrero de 2016

Evangelización y otras gaitas

No sé que me ha pasado.  Igual,  simplemente,  este es el resultado de moverme por las redes sociales.
Estoy mosquedo.
Ahora entiendo. Comparto los recelos de los arcanos del retrocementerio.  Las hordas de zombies descerebrados campan a sus anchas.
Es el signo de los tiempos.
Yo que veía con buenos ojos mostrar los parabienes del pasado ahora tengo mis dudas.
Para que? Para quien?

martes, 16 de febrero de 2016

Temas tangenciales que se me ocurren sobre la marcha respecto a la creación de videojuegos


Podría mirar en Internet pero pongamos que los videojuegos, mal llamados así pero en fin, son el décimo arte.
Y lo son puesto que en ellos podemos mostrar el resto de las artes representadas de forma virtual.
La pintura en forma de imagen.
La escultura en forma 3d.
Las diversas narrativas de la literatura en forma de texto.
La música en todas sus formas de expresión.
El cine en su movimiento narrativo.
¿Yo que sé?
¿La danza? Pues también... ¿Por que no?
Los videojuegos son el décimo arte. No décimos por un posicionamiento arbitrario, sino un arte "diez" por su profundidad y dimensión.

Tengo la sensación de estar viviendo en los orígenes de algo que ahora mismo no es más que un punto en la historia.
Como sí estuviera disfrutando del gran Melies en el preciso instante que proyectaban por primera vez de la Tierra a la Luna. Con la falsa sensación de estar viendo la culminación de una tecnología. E intuyendo lo que sabemos hoy, que eso no es nada... Pues no cambió la cosa ni nada... Después de ver eso ves Avatar en 3D y te da un mal. 100 años separan ambas pelis, casi ná.

¿Que nos depara el futuro?
¿Quién sabe?

Me repito...